Bajocarabajo, por el descanso de los vecinos en el Centro de Madrid

New Article

Synopsis: Extraño personaje simple de constitución morfológica ordinaria, que, ocupa cualquier hábitat sostenible: esta perplejo, sorprendido y anonadado por la medida del ayuntamiento de Madrid al aprobar la nueva «Normativa del Plan Zonal Específico de la Zona de Protección Acústica Especial del Distrito Centro» apostando por el descanso de los vecinos.

Yo me he tenido que marchar de mi casa y no por los locales, sino por los vecinos, en mi caso, puedo confirmar que hay instalado un negocio ilegal de alquiler de habitaciones para la prostitución, enfrente de mi casa, por donde pasa mucha gente continuamente, durante las veinticuatro horas. El ambiente diario (al que estamos -por desgracia- ya acostumbrados), es de lo mas curioso y variopinto, borrachos, prostitutas, proxenetas, drogatas, fauna people, que a sus anchas provocan una sonoridad que supera cualquier índice legal.

La otra noche a las dos de la madrugada, tuve que llamar a la policía municipal, porque había un borracho en el rellano de mi casa, pulsando mi timbre y dando porrazos en mi puerta, (evidentemente se había equivocado de puerta), hasta que salió una prostituta y comenzaron a negociar, a gritar y discutir, inmediatamente apareció el chulo o proxeneta y, aquello se convirtió en un polvorín de inseguridad. Ni la propia policía pudo relajar la situación, porque como en otras ocasiones, que se les ha llamado y que se solicita su presencia; acuden, comprueban la escena, toman nota y se desvinculan del asunto, al minuto, la fauna que habita allí, prosigue con su tarea, actuando con total impunidad.

Si el impacto acústico esta vulnerado con creces, la inseguridad es otra constante patente en el edificio y despues de varios años con este calvario ya es hora de que alguien nos oiga.

Si con esta Normativa… sin precedentes, puede abordarse el problema del ruido de forma definitiva, por mi parte bienvenida sea:…normativa que opta por la prohibición en lugar de la regulación e inspección, para salvar el descanso (merecido) de los vecinos.

Estoy de acuerdo con la agilización de los trámites, el endurecimiento de las sanciones, la ampliación de requisitos y un mayor y más satisfactorio arbitraje, aunque prohibir es delicado y peligroso, pero hay casos como el que expongo que está más que justificado, no se puede girar la mirada hacia atrás, ante un espectáculo tan denigrante en una comunidad de vecinos.

Esperemos que esta nueva normativa amplié el abanico de competencias en el marco de actuación de la policía, porque no está demás indicar que la autoridad municipal, esta para muchas más cosas, que para recaudar por las infracciones de tráfico.

No cabe duda y por supuesto que el sueño de los vecinos debe ser protegido, tanto como el derecho de un hostelero que cumple la normativa y así como sus clientes, pero estamos hablando de negocios y que se supone que están declarados, que cumplen o deben de cumplir con la ley y las tres partes debidamente identificadas, empresarios, clientes y vecinos deben fluir hacia un mismo punto  – derechos – derecho a divertirse, derecho a dormir, derecho a  ganar dinero, derecho a… yo como bicho cAcHoNdO y NoCtUrNo, mi aportación en este tipo de cuestión y apuesta es por el  «civismo como punto de encuentro».

La regularización está muy bien, (ya existe), pero está visto que no se aplica.

No podemos quedarnos con los tópicos tan generalizados como el clásico  «This is Spain»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.